Los Televisores evolucionarán al 4K

Os presento un artículo que aparecen en varios medios digitales y os resumo en este post.

He de comentaros que ya conocía esta nueva tecnología desde hace un par de años, lo que aquí os presento son realidades que ya están a punto de producir un nuevo vuelco en la TV doméstica. No olvidemos que a nivel profesional viene usándose desde hace algún tiempo. Pero no hay que dejar de lado los intereses comerciales de los fabricantes, que son los realmente interesados en que el mercado evolucione.

De todos modos debemos ser prudentes en la actualidad, porque tengo la opinión que no se emitirá por terrestre (TDT) si no por Satélite (SAT), esto ya ocurre con las emisoras en HD en Alemanía. En Inglaterra han optado por seguir emitiendo por VHS para poder tener un ancho de banda superior y poder emitir las HD.

Bueno, comenzad a leer y poneros los “dientes largos”.

«Es como mirar la realidad a través de una ventana. Te sientes inmerso dentro de lo que sucede en la pantalla». Con estas palabras describe Luis Sahún, director general de SES Astra Ibérica, la revolución tecnológica a la que apuntan los televisores del futuro: la Ultra Alta Definición. En cuestión de números, la cosa es sencilla: se trata de multiplicar por cuatro la calidad que ofrece la alta definición (HD) actual, pasando a resoluciones de 3.840 por 2.160 píxeles -de esta magnitud son las primeras pruebas que realizó en España el satélite Astra el mes pasado, junto a Canal+ y Telefónica Servicios Audiovisuales- y de 4.096 por 2.160 píxeles, lo que se conoce como 4K.

Las ventajas saltan a la vista. Explica José María Zamora, director de Marketing de LG España, que «la imagen tiene mucha más definición, lo que permite apreciar hasta el más mínimo detalle». Por otro lado, «el espectador puede situarse más cerca de la pantalla», lo que sin duda alentará la entrada de formatos de pantalla más grande en unos hogares cada vez más pequeños. Algo que a los fabricantes les interesa. «Transcurrido un primer ciclo en el que el mercado sustituía la televisión de tubo por un televisor plano, estamos en un momento en el que el usuario va a reponer esa primera pantalla y va a optar por tamaños de pantalla mayores», resume Javier Morago, responsable de producto de Toshiba en España. Morago opina que la resolución Full HD de 1.920 por 1.080 píxeles que ofrecen los dispositivos actuales «no es plenamente satisfactoria» en pantallas de más de 46 pulgadas, «sobre todo cuando el espectador está muy próximo a la misma». Pero avisa de que en lo que respecta a dimensiones inferiores, «apenas se apreciaría diferencia alguna». Sorprende, pues, que haya compañías que apuesten por esta en pantallas más pequeñas.

Pero lo más curioso de todo es que, de momento, el consumidor no tiene forma de acceder a contenidos en calidad 4K. Más allá de las pruebas vía satélite -cabe recordar que Hispasat también ha hecho sus pinitos junto a RTVE y ha firmado un acuerdo de colaboración con LG para impulsar esta tecnología -, hay algunos ejemplos en Internet y poco más. «La industria siempre ha ido por delante de los contenidos. Está claro que las productoras y distribuidoras valoran el retorno de la inversión», reconoce Morago. Dicho de otra manera, hasta que no exista un nicho amplio de consumidores con televisores 4K, será difícil que den el siguiente paso.

Cine digital

Y eso que desde hace años este formato es la materia prima de la industria de contenidos. Al menos sesenta productoras filman sus películas en Ultra Alta Definición -no en vano, es el estándar de calidad de los cines digitales- y las distribuidoras ya utilizan como punto de partida masters en 4K, que después reducen de calidad para distribuir películas en blu-ray. Algunas compañías, incluso, están ya remasterizando los clásicos del séptimo arte en dicha resolución.

 Calculan que en 2023 habrá entre 250 y 300 canales emitiendo en esta definición. Una tecnología que, según el responsable de SES Astra Ibérica, «jamás se desarrollará por la TDT ya que un canal en 4K ocupa un multiplex completo».

Hasta entonces, ¿tiene sentido comprar uno de estos televisores?«Al final, estos productos siempre mejoran la definición. Es decir, aunque la señal que llegue al receptor no sea en 4K, reescalan la imagen, dándote siempre una calidad superior a una televisión Full HD», asegura el responsable de marketing de Televisión de Samsung, Nacho Monge. En todo caso, las previsiones de implantación son «modestas», en parte «porque la HD actual ya da una calidad mas que suficiente para muchos», explica Sahún. Es una lástima que, para colmo, sea tan difícil de encontrar en la TDT actual.