Tecnología de las Luminarias LED y II

Continuamos con la identificación de los distintos elementos de las luminarias LED:

El Driver o Fuente de Alimentación

El funcionamiento y la vida de un LED dependen de una corriente constante. El driver o fuente de alimentación la estabiliza y le proporciona protección térmica.

Los LED no se conectan directamente a la corriente como una bombilla incandescente, sino que requieren de una fuente de alimentación previa (o convertidor AC/DC), por lo que el aprovechamiento real de la energía eléctrica de un LED depende también en gran medida de este convertidor. Una fuente de alimentación apropiada influye en la eficiencia y la estabilidad de la luminaria.

 

DibujoLED1

El driver, componente fundamental de las luminarias LED

Las funciones de un driver en una lámpara LED

Además de transformar la corriente alterna en corriente continua, el driver debe adaptar el voltaje de salida a las necesidades del LED. Los LED debido a su baja impedancia, funcionan a una tensión de corriente baja, por lo que una tensión elevada no sólo no funcionaría sino que los quemaría.

Los driver’s no son necesarios, por ejemplo, en los LED instalados en linternas a pilas, ya que la corriente de salida de una pila es muy baja en comparación con la red eléctrica. Dicho de otro modo: la corriente de salida de una instalación eléctrica supera con creces los miliamperios que necesita un LED para emitir luz. El driver es el encargado de rebajarla sin desperdiciar energía, manteniendo la tensión constante y atenuando la generación de calor.

Los LED son muy sensibles a las alteraciones de corriente, por eso es necesario que el driver estabilice la tensión, lo que a su vez estabilizará el flujo lumínico (intensidad y color) y la temperatura del LED (ya hemos hablado de la importancia de la disipación de calor para optimizar la vida útil de una lámpara LED).

El driver es esencial ya que de él depende en gran medida aprovechamiento real de la energía eléctrica consumida por un LED. Una fuente de alimentación apropiada influye en la eficiencia y la estabilidad de la luminaria. Además, optimizará la vida del LED.

¿Driver’s internos o externos?

En muchas ocasiones el driver se encuentra instalado en la propia lámpara LED y no es visible. Suele ser así en lámparas pequeñas o apliques de uso doméstico. Esto facilita su instalación.

En lámparas y luminarias LED de alta potencia y aplicaciones destinadas a usos industriales, constituidas por múltiples chips LED, los driver’s son externos y regulan la potencia de varios chips a la vez: la tensión se irá regulando automáticamente en función de la cantidad de LED’s que se conecten. Los driver’s externos tiene la ventaja de que son fácilmente sustituibles.

DibujoLED2

Esquema del montaje de una etapa PFC + Fuente de corriente

Importancia del driver en la eficiencia de una lámpara LED

Un controlador LED debe asegurarnos máxima eficacia. O lo que es lo mismo: cero pérdidas de energía. El aprovechamiento real de la energía eléctrica consumida se mide por el valor del factor de potencia (PFC o Power Factor Correction). Si el valor es igual a 1 significa que toda la electricidad que llega a la fuente de alimentación se ha aprovechado. Si es de 0,5 quiere decir que la mitad de energía eléctrica se ha desaprovechado en la conversión.

Hay que tener cuidado a la hora de adquirir una luminaria LED y asegurarse de que el driver incorporado es de calidad. Un LED puede tener una vida útil de hasta 100.000 horas, pero si tenemos que cambiar el driver cada 5.000 horas, no estamos optimizando nuestra inversión.

Los driver’s son cruciales para ayudar a los sistemas de iluminación basadas en LED alcanzar su pleno potencial en términos de larga vida útil, eficiencia energética y otras características beneficiosas.   Recuerde: un controlador LED debería durar tanto como el propio LED.